Nueva opinión sobre Previsora Bilbaína y su póliza Vidasana CUN Premium

Continuamos con nuestra serie de entrevistas en las que los asegurados de Previsora Bilbaína nos trasladan sus experiencias y valoraciones tras ser tratados en uno de los centros más prestigiosos de Europa gracias a Vidasana Clínica Universidad de Navarra.

Hoy es el turno de Jose Carlos,  diagnosticado de cáncer de páncreas, que se benefició primero de la garantía de segunda opinión médica y después de la de tratamiento en la prestigiosa Clínica de Navarra. “En los tiempos que corren fue una oportunidad única” afirma.

Visita a la Clínica a través de la Segunda Opinión Médica

 

P: ¿Por qué decidió ir a Pamplona?

R: En Lugo me daban bastantes ánimos con la enfermedad. Me habían operado en la Seguridad Social pero quedó algún residuo que había que seguir tratando. Lógicamente estaba preocupado y para curarme en salud decidí ir a Navarra a recibir una segunda opinión médica.

Si tuviera que destacar algo sería el trato de todo el personal

P: ¿Cómo fue aquella consulta?

R: Yo llevé el informe médico de la Seguridad Social y tomándolo como base, partieron de cero: me hicieron un montón de pruebas durante una semana (endoscopia, TAC, analíticas…). Me dijeron que la evolución había sido positiva y que veían viable y adecuada una nueva intervención quirúrgica. Que me lo pensara porque era un caso bonito y veían que era el momento, ya que pasados unos meses igual ya no era posible.

P: Fue a Pamplona a por una segunda opinión y volvió con una operación…

R: Así es. Regresé a casa y después de pensarlo y consultar con mis médicos de Lugo decidí someterme a la intervención. Las pruebas eran recientes, Previsora Bilbaína lo cubría y me di cuenta de que era una oportunidad única.

Tratamientos punteros a nivel mundial en las principales enfermedades graves

P: Háblenos de la operación…

R: La programaron muy rápido. Luego la intervención en sí fue muy larga. Entré en quirófano a primera hora de la mañana y desperté por la tarde. Me informaban a menudo y no tuve apenas dolor. Me sorprendió especialmente la cercanía de los médicos. Fueron todos muy educados y respetuosos. Estuve tres semanas y salí muy contento.

P: ¿Cómo le ha cambiado la vida?

R: Me ha liberado psicológicamente. He ganado en calidad de vida. Soy mucho más optimista y sobre todo creo que he sido un privilegiado porque si el seguro no me hubiese cubierto la operación, tendría que haber pedido un crédito.