Tratamientos del Parkinson: farmacológico, quirúrgico y rehabilitador más guía en PDF

El tratamiento del Parkinson es sintomático para prolongar o mantener la calidad de vida del enfermo durante el mayor tiempo posible, ya que ninguno de los fármacos disponibles actualmente actúa sobre la progresión de la enfermedad.

En la actualidad se combinan tres opciones de tratamiento: farmacológico, quirúrgico y rehabilitador.

Tratamiento farmacológico y medicación

Como los síntomas de la enfermedad de Parkinson son debidos fundamentalmente a la falta de dopamina en el cerebro, los medicamentos que se emplean son fórmulas de dopamina con el fin de reponerla.

La Levodopa es el fármaco anti-parkinsoniano de mayor eficacia en la actualidad y en torno a un 80% de los pacientes tratados con Levodopa manifiesta una franca mejoría inicial. Puede darse junto con otros fármacos necesarios para tratar distintos síntomas asociados a la enfermedad. Una vez iniciado el tratamiento con Levodopa es imprescindible seguir controles periódicos para ajustar su dosificación y minimizar los efectos secundarios que habitualmente produce a largo plazo.

Tratamiento quirúrgico del Parkinson

Está indicado principalmente para enfermos que por diversos motivos, ya no responden al tratamiento farmacológico.

La Estimulación Cerebral Profunda es en este momento el tratamiento quirúrgico más empleado ya que se ha demostrado que proporciona una gran mejoría en la calidad de vida al reducir los síntomas asociados a la enfermedad. También permite reducir la medicación, minimizando los efectos secundarios de los medicamentos antiparkinsonianos.

Estimulación Cerebral Profunda y marcapasos cerebral

Mediante cirugía se coloca un electrodo en una zona concreta del cerebro (el núcleo subtalámico) para bloquear con impulsos eléctricos la actividad de esta estructura cerebral causante de la sintomatología típica del Parkinson.

La cirugía se realiza con anestesia local haciendo un pequeño orificio en el cráneo a través del cual se coloca el estimulador eléctrico en el punto exacto del cerebro seleccionado previamente con técnicas de neuroimagen. Unos días después, y ya bajo anestesia general, se pasan por debajo de la piel del cuello los cables de conexión entre los electrodos colocados en la cabeza y un marcapasos de estimulación, que por lo general, se inserta bajo la clavícula.

Es una intervención reversible en el caso de que se produzcan efectos secundarios o si el resultado no fuera el esperado y los riesgos son los propios de cualquier cirugía cerebral.

Una vez implantado el “marcapasos cerebral” los parámetros de estimulación eléctrica tienen que ajustarse individualmente, por lo que hay que llevar un seguimiento estricto hasta encontrar los valores de estimulación óptimos en cada enfermo.

La clave del éxito quirúrgico está en relación a la correcta selección del candidato, la exacta colocación del electrodo en el cerebro y en lograr una perfecta estimulación.

Enfermedades cubiertas en la garantía Vidasana Clínica Universidad de Navarra Premium: Neuralgia del trigémino, los cánceres más comunes, enfermedades coronarias, epilepsia, alteraciones del líquido cefalorraquídeo, ...

Todas las enfermedades cubiertas y precio del seguro

Subtalamotomía

Existe otra alternativa terapéutica indicada en aquellos pacientes que por alguna razón específica no sea posible implantar un estimulador. Esta técnica se denomina subtalamotomía y consiste en practicar una termolesión controlada en la zona motora del núcleo subtalámico causante de la sintomatología. A diferencia de la estimulación cerebral profunda esta técnica no es reversible y sus efectos adversos pueden ser permanentes.

Tratamiento rehabilitador y fisioterapia en el Parkinson

Epilepsia tratamiento

El tratamiento rehabilitador va encaminado a tratar las disfunciones propias de la enfermedad para favorecer el mayor grado de independencia personal posible:

  • Facilitar el control y coordinación de los movimientos.
  • Tratar los trastornos de la postura y equilibrio.
  • Mantener una adecuada movilidad articular.
  • Actuar sobre el deterioro cognitivo y de la conducta.

Se basa principalmente en la fisioterapia, el apoyo psicológico y en la foniatría, imprescindible para mejorar síntomas no motores como la hipofonía (debilidad de la voz) o la disfagia (dificultad para tragar), entre otros.

La cirugía de la enfermedad de Parkinson es un servicio incluido en la garantía Vidasana Clínica Universidad de Navarra PREMIUM, tratamiento accesible para asegurados de Previsora Bilbaína Seguros en la unidad de neurocirugía de la C.U.N., pionera en investigación sobre el la enfermedad de Parkinson y experta en su tratamiento quirúrgico.

Cómo recibir apoyo para el tratamiento del Parkinson a través de la Federación y las asociaciones

Tanto las asociaciones regionales como la Federación aportan información a las personas con párkinson sobre todos los aspectos de la enfermedad, incluido sobre el tratamiento, a través de sus webs, perfiles en redes sociales, talleres y publicaciones.

Las personas con párkinson necesitan complementar el tratamiento farmacológico con terapias de rehabilitación, la mayoría de las asociaciones federadas ofrecen este servicio a través de profesionales especializados en EP.

Datos de contacto con la Federación Española de Parkinson

Para más información sobre el párkinson y la Federación:

  • Teléfono de Atención Especializada (una psicóloga y dos enfermeras): 902 113 942

Información sobre la Federación, cursos formativos, asociaciones regionales, etc.:

El libro blanco del Párkinson contado por la FEP

Un vídeo que recoge los aspectos más destacados del Libro blanco del Parkinson y que la Federación Española de Parkinson ha adaptado para facilitar el acceso a la enfermedad a las personas que  que se encuentran con ella por primera vez.