Una guía completa sobre el cáncer de estómago: Más de 8.500 casos cada año en España

Cáncer de estómago

Información general sobre el cáncer de estómago

El estómago junto con el esófago y el intestino, forma parte del Aparato digestivo cuya función es digerir y procesar los nutrientes de los alimentos que se comen.

La pared del estómago está compuesta por tres capas de tejido y el cáncer de estómago se origina en la primera capa, la capa mucosa que es la más interna.

Es importante diagnosticarlo en esta fase inicial localizada, porque si profundiza hacia la capa muscular que está por debajo o incluso atraviesa la capa serosa más externa diseminándose a otros órganos fuera del propio estómago, el pronóstico de curación disminuye.

Por su origen en el tejido glandular de la capa interna del estómago, el 95% de los casos de cáncer de estómago son del tipo denominado adenocarcinoma, aunque también pueden darse tumores tipo linfoma o sarcoma, pero son más raros.

El cáncer de estómago representa el 10% de todos los tumores malignos que se diagnostican cada año en el mundo y los antecedentes familiares de cáncer gástrico, o tener la bacteria Helicobacter pylori que es la causante de las úlceras de estómago, pueden predisponer a un mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer.

Incidencia del cáncer de estomago

La frecuencia en España se sitúa en término medio, con una tasa anual de 24/100.000 habitantes y según datos de la SEOM, en el año 2015 se diagnosticaros 8.500 casos nuevos de cáncer gástrico entre ambos sexos.

Es dos veces más frecuente el cáncer de estómago en hombres que en mujeres y el riesgo de desarrollar un cáncer gástrico aumenta a partir de los 50 años, siendo la década de los 60 a 70 años la de mayor incidencia.

También se le atribuye una tendencia o relación familiar. La incidencia es 2-3 veces mayor en aquellas personas con familiares diagnosticados de cáncer gástrico.

Causas y factores de riesgo del cáncer de estomago

Realmente la causa de por qué se produce el cáncer de estómago no se sabe, aunque se reconocen una serie de factores de riesgo que predisponen a una mayor probabilidad de padecerlo:

  • Antecedentes familiares de cáncer gástrico.
  • Infección gástrica por Helicobacter pylori.
  • Tener ciertas patologías o cirugías previas de estómago.
  • Alimentación pobre en frutas y verduras.
  • Alimentación rica en sal o en alimentos en conserva.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.

Síntomas del cáncer de estomago

En etapas iniciales, habitualmente el cáncer de estómago no causa unos síntomas específicos. Son síntomas ambiguos muy generales a cualquier patología estomacal.

  • Acidez.
  • Molestias tipo indigestión.
  • Sensación de hinchazón tras las comidas

En los estadios más avanzados se pueden presentar los siguientes signos y síntomas por cáncer de estómago:

  • Dolor de estómago.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida del apetito.
  • Cambios del ritmo intestinal.
  • Dificultad para tragar.
  • Sangre en las heces.
  • Vómitos tras ingerir alimentos.

Debido a que los síntomas a menudo no aparecen hasta que la enfermedad está avanzada, aproximadamente solo 1 de cada 5 cánceres de estómago se diagnostican en una etapa inicial, antes de que se hayan propagado a otras áreas del cuerpo.

Diagnóstico: Pruebas para detectar el cáncer de estómago

En el diagnóstico del cáncer de estómago tienen especial relevancia:

  • La valoración de antecedentes personales
  • La exploración endoscópica
  • El análisis de las biopsias tomadas de las paredes del estómago y tejidos colindantes.

La endoscopia

se realiza introduciendo por la boca un endoscopio, que es un tubo flexible que tiene una cámara en su extremo y permite visualizar en su trayecto tanto el interior del esófago, del estómago, como del duodeno que es la parte inicial de intestino delgado.

A través del endoscopio, se puede realizar también una ecografía (eco endoscopia) para conocer el grado de invasión local del tumor y una biopsia que es la toma de muestras de tejido del estómago para analizarlas en el laboratorio.

La biopsia

Es la prueba necesaria para confirmar con seguridad el diagnóstico de cáncer en el estómago.

Otras pruebas para detectar la diseminación del tumor

El TAC (escáner), la Resonancia magnética y el PET son pruebas de imagen que sirven para determinar la extensión del tumor fuera del estómago y confirmar si ha metastatizado en otros órganos distantes como el hígado, huesos, ovarios o pulmones.

Confirmado el diagnóstico de cáncer y en base al resultado de todas estas pruebas, es necesario establecer el estadio o grado de extensión en que se encuentra el tumor para definir la estrategia de tratamiento.

Estadios del cáncer de estomago

La determinación del estadio es una manera de describir dónde está ubicado el cáncer, si ha diseminado y si está afectando otras partes del cuerpo.

En el adenocarcinoma que es el tipo de cáncer gástrico más común, se utiliza la clasificación TNM para valorar el grado de extensión del tumor.

Las siglas T (invasión de las capas del estómago) N (afectación de ganglios linfáticos) y M (metástasis en otros órganos) se valoran en una escala de 0 a 4 según menor o mayor afectación.

El estadio que marca la clasificación TMN sirve de ayuda para decidir cuál puede ser el mejor tratamiento y para predecir el pronóstico y las posibilidades de recuperación.

Opciones de tratamiento del cáncer de estomago

Cirugía cáncer de estómago

El cáncer de estómago se trata fundamentalmente con cirugía, quimioterapia y radioterapia, pero la opción del tratamiento dependerá, sobre todo, del estado de salud de la persona y del estadio en que se encuentra el tumor.

La cirugía en algunas ocasiones puede limitarse a extirpar la parte afectada del estómago (gastrectomía parcial), pero si el tumor está extendido obliga a extirpar el estómago entero (gastrectomía total) junto con los ganglios linfáticos cercanos y partes del esófago, el intestino delgado y otros tejidos cercanos al tumor. En estos casos, se conecta el esófago directamente al intestino delgado para poder seguir comiendo.

Si el cáncer se ha diseminado y está por fuera del estómago puede recurrirse a cirugía más quimioterapia o a quimioterapia y radioterapia combinadas, pero generalmente en estadios muy avanzados no se recomienda la cirugía como tratamiento principal.

Te presentamos un seguro que cubre la hospitalización y tratamiento de enfermedades graves en la Clínica Universidad de Navarra.

Conoce en 1 minuto el Seguro de tranquilidad salud élite

Cómo actúa la quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicamentos que destruyen las células cancerosas o evitan su multiplicación. Se utiliza tras la cirugía y se puede combinar con radioterapia.

Cómo actúa la radioterapia

La radioterapia utiliza radiación y puede darse antes de la cirugía para disminuir el tamaño del tumor, o después de la cirugía para destruir el tumor restante.

Otros tratamientos para el cáncer de estómago

También se pueden valorar otros tratamientos como la terapia dirigida que utiliza medicamentos u otras sustancias para atacar específicamente las células cancerosas sin afectar a las células normales.

Los anticuerpos monoclonales es un tipo de terapia dirigida que suele emplearse en el tratamiento del cáncer de estómago. Son anticuerpos producidos en el laboratorio que pueden identificar y destruir las células cancerosas.

Supervivencia y esperanza de vida del cáncer de estómago

La tasa total de supervivencia a los 5 años del diagnóstico se estima alrededor del 40%.  Esta estimación engloba a la totalidad de casos, pero si se diagnostica en una fase inicial, antes de que se haya diseminado a otros órganos, la posibilidad de cura puede llegar hasta el 90% en estos casos.

Por el contrario, cuando el tumor ya ha invadido a otros órganos, la tasa de supervivencia a 5 años no suele llegar al 10%.

Por tanto, el pronóstico de recuperación dependerá fundamentalmente del estadio en que se diagnostica el cáncer, es decir, de si se encuentra localizado en el estómago, si ha invadido estructuras cercanas fuera del estómago, o si se ha diseminado a otros órganos con metástasis a distancia.